¿A que no me conoces?

El diccionario de la lengua española de la R.A.E., define la palabra carnaval como fiesta popular que precede a la cuaresma y que consiste en mascaradas, comparsas, bailes y otros regocijos bulliciosos.

El origen del carnaval según los historiadores, bien podrían ser las fiestas Saturnales romanas en honor al dios Saturno, las fiestas Lupercales en honor al dios griego Pan o las orgías y bacanales que se celebraban en honor al dios griego Dionisos o al romano Baco.

Los orígenes del carnaval de Miguelturra se pierden en el tiempo, transmitiéndose verbalmente de una generación a otra. Existen pocos documentos que puedan acreditar una fecha aproximada, los documento mas antiguos a los que hemos tenido acceso a través del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha (UCLM ), tienen como fecha 19 y 26 de Febrero de 1898 y pertenecen a la publicación Juventud Torralbeña, documentos cedidos por D. Anastasio Martínez Carrasco. Estos documentos detallan la existencia de dos bailes, uno en el Centro de la Amistad y el otro en el  Círculo Liberal. El artículo del 26 de Febrero termina de la siguiente forma:

“En resumen, y para concluir esta insoportable lata, diré muy fuerte para que lo sepa el mundo entero, que en Miguelturra pasamos muy bien el carnaval; que hay alegría hasta la muerte, pero pocas ganas de trabajar”.

El carnaval antes de la Guerra Civil tenía dos partes diferenciadas, la religiosa y la profana.

La parte religiosa, disfrutaba de las celebraciones del Jubileo o Ejercicio de las XL horas, cuyos cultos estaban compuestos por misas, adoraciones y exposición del Santísimo en donde imperaba el mas absoluto respeto. El bullicio del carnaval estaba prohibido en la zona de la Parroquia y alrededores, en donde las máscaras accedían despojadas de su disfraz. Una vez concluida la Guerra Civil, el carnaval religioso decayó paulatinamente hasta su desaparición con el inicio de la democracia.

carnaval-miguelturra-historia

Carnaval de 1969
Foto de Vicente Ramírez Cano

La parte profana del carnaval, es la festiva, la del pueblo, una fiesta con señas de identidad propias. La Máscara Callejera es la esencia de nuestro carnaval y la parte que nos diferencia de otros carnavales, disfrazada con viejas ropas, harapos o  retales, invade  de color y recorre las calles principales de Miguelturra con la cara cubierta por una careta, antifaz  o un simple trapo, dando broma a paisanos y forasteros con voz estridente y chillona al grito de ¿a que no me conoces?,  también usa frases como:

‘Uuuyyyyyy que torpe estás’
‘con el tiempo que hemos pasado juntos y no me conoces’
‘aaamoooosss que tooooonto/a estás’
‘miiiiiira, mira, mira, mira ¿a que no me conoces?’ dando  vueltas sobre si misma

Con este tipo de frases y similares, su único objetivo es el alboroto, el desconcierto y las risas de su víctima, evitando ser reconocida para regodearse de ella en días sucesivos.

carnaval-miguelturra-historia

Máscara Callejera de 1975
Foto de Carlos Robledo

Antes del comienzo de la Guerra Civil y entre las máscaras, se mezclaba un personaje llamado El Alhiguí. Era una máscara que llevaba una vara o una caña larga, en la que se colgaba con una cuerda un pimiento o un higo. Aprovechaba los grupos numerosos de gente para formar revuelo y lanzar caramelos o castañas al grito de ‘Al Alhiguí, al Alhiguí, con la mano no, con la boca si’, mientras la chavalería intentaba quitarle el higo o el pimiento colgado de la vara. Este personaje fue decayendo hasta su desaparición, aunque hoy en día todavía se deja ver de vez en cuando.

Las murgas, estudiantinas y comparsas, eran las encargadas de dar el toque picante e informal con su música y coplillas. Hoy las recordamos a través del concurso de Murgas y Chirigotas, mientras que en la calle, han sido sustituidas por las charangas que dan el colorido musical a la fiesta. Las comparsas las podemos ver desfilar en el Domingo de Piñata, último día del carnaval.

Los bailes, son otro evento que han evolucionado y resistido al tiempo, año tras año, se han transformado en un magnifico acontecimiento que cierra las noches del carnaval churriego.

Poco antes del comienzo de la Guerra Civil, Miguelturra seguía celebrando dos bailes, organizados por el Sindicato y el Casino, entre los centros existía una rivalidad terrible y competían para conseguir cual de ellos era mejor o duraba más, surgiendo coplillas como la siguiente de 1935:

En el pueblo de Miguelturra
dos bailes se han celebrado,
triunfa de los dos casinos
el Centro Republicano.

En el otro están dispuestos
a darles el chocolate,
y nosotros a comer
carne frita con tomate.

Carne de cabra muy dura
en el Sindicato comieron,
y aquí nos hemos hartado
de fritica de cordero.

Dos corderos tiernecitos
trajeron para comer,
eran negritos y finos
de propiedad de Javier.

A las muchachas incansables
de este centro Liberal,
debemos de dar un viva
a todas en general.

Viva nuestro presidente
que es D. Damián Corral,
y viva la junta entera
del Casino Liberal.

Cantares antiguos dicen
verdades muy evidentes,
pero deben de decirse
para que se enteren las gentes.

En el cielo manda Dios
en Egipto  los gitanos,
y en el pueblo de Miguelturra
mandan los republicanos.

Y en este pueblo señores
¿Quién manda en el Carnaval:
es el Centro de Cultura
o es el Casino Liberal?

carnaval-miguelturra-historia

Prohibiciones y resctricciones
del Carnaval

Pasada la Guerra Civil, se reactivaron de nuevo los bailes, celebrándose en dos centros, el del Centro Obrero y el del Casino, este último ocupando los locales del desaparecido Sindicato. La entrada a los bailes solamente estaba permitida a los socios y debían quitarse las caretas para acreditar su identidad a algún miembro de la directiva. Los centros disponían de su seguridad privada con ‘El Bastonero’, que vigilaba por el buen decoro y comportamiento, iba provisto de una vara alta con cintas de colores y cascabeles, dando aviso a quien cometía algún que otro desliz.

Ni la Guerra Civil pudo con el carnaval, aunque este quedó muy restringido a los barrios, mucho menos lo hicieron las dictaduras y prohibiciones, ni tan siquiera el tiempo ha podido con la alegría del carnaval churriego. Entre otras prohibiciones que intentaron acabar con el Carnaval, está la dictadura de Primo de Rivera y su Real Orden Circular nº 86 de diecinueve de febrero de 1929, que convertían los días festivos de Carnaval en laborables, limitándose solo al domingo de carnaval y al domingo de piñata, prohibiéndose cualquier manifestación carnavalera fuera de estos dos domingos. El cinco de febrero de 1937 y en plena Guerra Civil,  se publicaba en el B.O.E.  nº 108, la suspensión de los carnavales en la zona nacional y por último en el B.O.E.  de trece de Enero de 1940, página 277, Serrano Suñer firma la orden de mantener la prohibición absoluta de la celebración de las fiestas del Carnaval, esta prohibición se mantuvo hasta el final de la dictadura franquista en 1975.

Las represiones y prohibiciones lo único que consiguieron en nuestra localidad, fue la desobediencia civil, sin producirse enfrentamientos serios durante esta época, tan solo la persecución que sufrían las máscaras por parte de los serenos (policía municipal) y Guardia Civil. Las máscaras escapaban de sus perseguidores atravesando las casas, cuyas puertas en muchos de los casos, permanecían abiertas y facilitaban una vía de escape, se saltaban tapias o bien se escalaban paredes para subir a los tejados, todo ello para evitar arrestos y multas. El multado, la mostraba con orgullo a pesar del dolor de su bolsillo. Alcaldes, concejales y hasta algún que otro Gobernador Civil, se atrevieron a romper las prohibiciones que ellos mismos recordaban año tras año.

El inicio de la democracia y la ansiada libertad, es el detonante de la expansión del Carnaval, no solo en Miguelturra, sino también en innumerables pueblos y ciudades de España. La máscara callejera por fin sale a la calle sin restricciones,  empiezan a crearse las primeras peñas carnavaleras y en Diciembre de 1981, se creará la Asociación Cultural de Peñas del Carnaval. Viejas Glorias, El Jamón, La Cabra, La Chambra, El Sombrero, Los Segadores, Barón Amarillo y Jóvenes Rebeldes, son las primeras, les seguirán Siglo XXI, Los Pioneros, El Bufón, Artesanía Manchega, La Chistera, Calzoncillos Zurraspaos, El Betún, Los Maltrataos, El Desastre, Los Sopones, Los Sofocaos, Máscaras Mayores, Charanga Alhiguí, Los Cansaliebres, El Puntillo, Ateneo Cultural, Los Rocheros, Kapikua y Fregquísimos. En la actualidad las peñas existentes son: El Jamón, La Cabra, El Bufón, Los Segadores,  Los Maltrataos, Máscaras Mayores, Charanga Alhiguí, Los Cansaliebres, El Puntillo, Ateneo Cultural, Los Rocheros, Kapikua y Fegquísimos.

 

La creación de la Asociación Cultural de Peñas de Carnaval, hoy en día denominada “Asociación Carnaval de Miguelturra”, facilita la expansión de actividades dentro de los diez días que dura el carnaval churriego y junto con el Ayuntamiento, se organizan todos los actos y concursos, impulsando la fiesta de tal forma que el 1 de Marzo de 1983, son declaradas Fiestas de Interés Turístico Regional, un año más tarde, el 1 de Marzo de 1984, la Diputación Provincial de Ciudad Real, las declara como Fiestas de Interés Costumbrista y Cultural.

 

Los pregones, proclamación de las máscaras mayores, carnaval infantil, la fruta en sartén, el entierro de la sardina, murgas y chirigotas, concurso de Trajes Museo del Carnaval y el  Desfile de Comparsas y Carrozas del Domingo de Piñata, son las actividades más significativas que se vienen celebrando desde su creación en los años ochenta del pasado siglo XX hasta nuestros días.

 

Desde esta web hemos desarrollado un apartado temático para los personajes y actos de nuestro carnaval, que junto a la galería fotográfica, complementan la historia del carnaval churriego.

 

 

 

Fuentes consultadas:

  • Asociación Carnaval de Miguelturra
  • Peñas de Miguelturra
  • Excmo. Ayuntamiento de Miguelturra
  • Diario Lanza a través de su web lanzadigital.com
  • Juventud Torralbeña. Centro de estudios de la UCLM
  • Crónicas de Cien Pueblos, Nº 6 Miguelturra. José Luís Sobrino
  • Carnaval en la Mancha. Aula de estudios de la Universidad Popular de Miguelturra. Julián Plaza
  • Boletín Oficial del Estado
  • Diario Oficial del Ministerio del Ejército